María Félix, una de las máximas divas del cine mexicano

maria-felix_milima20160101_0146_11Santo Domingo.- Google dedicó su doodle a la actriz mexicana María Félix, considerada una de las máximas divas del cine mexicano y una de las figuras femeninas más importantes de la llamada Época de Oro del cine mexicano.
Al conmemorar hoy el 104 aniversario de su nacimiento, el gigante tecnológico recuerda a quien fue considerada una de las mujeres más bellas del cine de su tiempo, y uno de los máximos mitos eróticos del cine de habla hispana.
Junto a Jorge Negrete, Pedro Armendáriz y Dolores del Río, representa a las máximas figuras del cine latinoamericano de las décadas de 1940 y 1950.
Es conocida por el sobrenombre de «la Doña», nombre que ganó a partir de su personaje en el filme Doña Bárbara (1943).
También es conocida como «María Bonita», gracias a la canción compuesta, exclusivamente para ella, como regalo de bodas, por el compositor Agustín Lara. Completó una trayectoria cinematográfica que comprendió 47 películas realizadas entre México, España, Francia, Italia y Argentina.
María de los Ángeles Félix Güereña nació en Álamos, Sonora, el 8 de abril de 1914. Fue hija de Bernardo Félix Flores, militar y político, descendiente de indio yaqui y españoles. S
Su madre se llamaba Josefina Güereña Rosas y era de ascendencia vasca. Tuvo once hermanos: Josefina, María de la Paz, Pablo, Bernardo, Miguel, Mercedes, Fernando, María Eugenia, Ricardo, Benjamín y Ana María del Sacramento.
En la película El Peñón de las Ánimas, de Miguel Zacarías, María alternó con el actor y cantante Jorge Negrete. María Félix y Jorge Negrete empezaron una mala relación durante el rodaje, ya que él había solicitado a su novia Gloria Marín para el papel principal.
Por esta causa el rodaje de El Peñón de las Ánimas fue difícil y condujo a un enfrentamiento directo entre ambos. Lo que contribuyó a cimentar la fama de “La Doña” como una mujer dura y altanera, que tanto contribuyó a su éxito.
Tras el rodaje de El Peñón de las Ánimas, su fama no paró de crecer. Sin embargo, en su segunda película, María Eugenia, de Felipe Gregorio Castillo, María sería proyectada erróneamente en un papel alejado de su verdadera personalidad fílmica, que ella llamó “pecado de principiante”.
Se recuerda a María Eugenia como la cinta donde María apareció por primera vez en traje de baño en toda su carrera. Lo mismo sucedió con la cinta La china poblana (1943), donde María afirmó haber pagado una deuda de gratitud con su descubridor Fernando Palacios, quien dirigió la cinta. Nadie ha vuelto a saber de esta película (la segunda película a color del Cine Mexicano), por lo que se la considera perdida.
María Félix murió mientras dormía, el 8 de abril de 2002 (el día exacto de sus 88 años), aproximadamente a la 1:00 a.m. hora de la Ciudad de México, pero sólo hasta cerca de las 10:00 de la mañana, se descubrió el cuerpo sin vida; el acontecimiento fue informado por su médico de cabecera, Enrique Peña.
Su cuerpo fue transportado de su residencia de la Colonia Polanco en la Ciudad de México al Palacio de Bellas Artes. El cortejo fúnebre fue flanqueado por una escolta de motociclistas y gente del pueblo que la acompañó a su paso por las diferentes calles por donde desfiló hasta llegar a su destino.
El féretro con los restos mortales de María nunca se abrió de acuerdo con los deseos de la propia finada.
El féretro en Bellas Artes permaneció durante 22 horas; de este sitio, partió el cortejo fúnebre hacia la Asociación Nacional de Actores en donde se le rindió tributo en el Teatro Jorge Negrete. De este lugar partió el cortejo fúnebre hacia el Panteón Francés donde reposan sus restos al lado de su hijo Enrique Álvarez Félix y de sus padres.
Al morir dejó su fortuna, incluidas propiedades y grandes obras de arte a su asistente personal de 28 años, Luis Martínez de Anda. La familia no fue beneficiada en el testamento.
Benjamín Félix Güereña, hermano de La Doña, solicitó una exhumación de su cadáver para determinar las causas de la muerte, por considerar que hubo irregularidades en su inhumación.
Una semana después, los peritos determinaron que María Félix había muerto por una insuficiencia cardiaca y no había muestras de muerte violenta. Después de la exhumación, Félix Güereña retiró dicha denuncia y expresó estar conforme con las conclusiones de la averiguación.
Share on Google Plus

Sobre ROSSY PEREZ

Periodista y Locutora de San Cristobal, Siempre con la verdad.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario