Ángel Rondón, la figura clave en el entramado de sobornos Odebrecht

DOMINICAN REP-BRAZIL-CORRUPTION-ODEBRECHT-RONDONSANTO DOMINGO.-La Procuraduría General de la República presentó en su acusación formal al empresario Ángel Rondón como la figura principal del entramado de sobornos que desarrolló en el país la multinacional brasileña Odebrecht.
Esta acusación la sustenta en las declaraciones de varios ejecutivos de la empresa, incluyendo al mismo presidente Marcelo Odebrecht, quienes afirmaron ante la Justicia de Brasil que Rondón fue la persona que utilizaron para hacer el “lobismo” y pagar sobornos a funcionarios y legisladores por un monto de US$92 millones, a los fines de conseguir en el Congreso Nacional la aprobación de los contratos y adendas de construcción de obras.
En total, Rondón fungió como el “lobista” para que Odebrecht ejecutara en el país 17 obras, por un monto USD$ 4, 795 millones, al sumar sus adendas.
Esas obras son auditadas en la actualidad por la Cámara de Cuentas.
Las declaraciones obtenidas por la Procuraduría, a través de un acuerdo con las autoridades brasileñas, permitió que el Ministerio Público llegara a una negociación con Odebrecht, en la cual esta se comprometió en pagar US$184 millones de indemnización, de los cuales el 20 de julio de este año deberá pagar una segunda partida de US$30 millones.
Modo de operación
La acusación del Ministerio Público relata que el exejecutivo de Odebrecht
Ernesto Sá Viera confirmó que la empresa firmó contratos “ficticios” o “simulados” con Rondón para justificar los pagos que recibía y que no fueron contabilizados por la empresa, y que eran destinados al pago de los sobornos.
Según la acusación, Rondón “organizó una estructura de manera tal que los pagos recibidos no pudieran despertar sospechas, es por eso que se realizaban a través de sus empresas, que incluyen Conamsa Internacional y Lashan Corp” (ambas “offshore”). Otras empresas usadas por Rondón para recibir recursos de Odebrecht, según documentación, son IIbre Investments Limited, Arma, S. A., Adeline Group Corp. y Roymar, S. A.
Otras empresas “offshore” citadas en la acusación son: Klienfeld Services LTD, Constructora Internacional del Sur, lnnovation Research Engineering and Development, LTD, Fasttracker Global Trading Ltd y Trident lnter Trading, las que “formaron parte del esquema de soborno a través de la División de Operaciones Estructuradas” de la multinacional.
“La apertura de las cuentas de las empresas del imputado Ángel Rondón Rijo en el Meinl Bank Antigua contó con el apoyo de la División de Operaciones Estructuradas de la Constructora Norberto Odebrecht, información a la que hace referencia el delator, quien reporta 21 pagos, afirmando que autorizó dichos desembolsos para Ángel Rondón Rijo, equivalentes al 2 % del valor de cada obra obtenida”, según explicó el exejecutivo de Odebrecht Antonio Vasconcelos Cruz.
El Ministerio Público presentó en su acusación las copias del pago de cuatro cheques de la empresa Arma, S. A., a favor de familiares de Jesús Vásquez y Roberto Rodríguez.
Lavado de activos
Entre otras, el Ministerio Público acusa a Rondón de incurrir en el delito de lavado de activos. Precisa que entre 2002 y 2017 Rondón percibió a título personal ingresos por un monto superior a los RD$983 millones, y más de US$2.6 millones, recursos que, según la acusación, movilizó a través de “un circuito de lavado de activos”.
La Procuraduría establece que ese circuito estaba conformado por 31 empresas localizadas en el país y el extranjero, las que usaba para “adquirir cuentas y otros productos bancarios” para colocar millonarias sumas de dinero. Según la Procuraduría, 16 empresas están localizadas en el país y 15 en Panamá.
El Ministerio Público explica que Rondón realizaba transferencias entre sus empresas para ocultar el dinero ilícito.
“El imputado Ángel Rondón evidencia haber cometido el delito de lavado de activos mediante técnicas de estratificación, consistentes en la realización de transferencias entre cuentas bancarias de una misma empresa o de distintas empresas, con la finalidad de eliminar el rastro ilícito del dinero, para posteriormente realizar los pagos por concepto de sobornos”, especifica la Procuraduría.
674 MIL DÓLARES.
Pagó Ángel Rondón a Víctor Díaz Rúa el 6 de julio de 2011 a través de una transferencia.

2.1 MILLONES.
De pesos pagó Rondón a Jesús Vásquez a través de tres cheques a nombre de familiares.

126.9 MILLONES.
De dólares recibieron tres ‘offshores’ de Rondón entre 2004 y 2015, vía las empresas creadas por Odebrecht.

9.5 MILLONES.
De dólares recibió Rondón a través de cuatro de sus empresas.

El archivo se objeta antes de cuatro años
Decisión. Cuando la Procuraduría General de la República dictamina un archivo provisional a una acusación, como sucedió con ocho de los 14 vinculados a los sobornos pagados por Odebrecht, puede ser objetado dentro del plazo de cuatro años y de lo contrario adquiere carácter definitivo, como establece el Código Procesal.
Es en fase preparatoria del proceso, tras la investigación, que se emite el archivo provisional. La víctima que es parte del proceso, en este caso el Estado, puede objetarlo o reintroducir al imputado en cualquier momento, si encuentra vinculación.
El dictamen se dispone al no existir suficientes pruebas, si hay un obstáculo legal que impida el ejercicio de la acción, no se ha podido individualizar la acusación y cuando la persona no puede ser considerada penalmente responsable.
Share on Google Plus

Sobre ROSSY PEREZ

Periodista y Locutora de San Cristobal, Siempre con la verdad.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario